Seleccionar página

 

  1. Preparación para el mundo actual.
  2. Sobre el Sistema Educativo.
  3. Hazles pensar diferentes. 
  4. Las Emociones.
  5. El Dinero.
  6. No todos los niños aprenden igual. 
  7. El Tiempo.
  8. Sus Decisiones.
  9. Valores.
  10. Confianza.
  11. Tu hijo es un genio.

 

1.Preparación para el mundo actual.

Debemos enseñarles a manejar todo lo referente al ámbito digital e inculcarles que siempre se mantengan actualizados en cuanto a la información de lo que les apasiona. Hoy en día, mientras más viejos nos hacemos, más inútiles nos volvemos para la sociedad. Estamos en una era digital y de manejo de información de punta, todo se está automatizando. La idea de tener una carrera y vivir de ella ha quedado atrás. Por esto, es imprescindible desarrollar en tus hijos la habilidad de aprender constantemente y adaptarse rápido a los cambios. O vas un paso adelante o el sistema te desecha.

 

 

2. Sobre el Sistema Educativo.

No le confiemos jamás la educación de nuestros hijos únicamente al sistema educativo. Estamos viviendo en una era donde el sistema educativo hace a las personas completamente dependientes, sin alternativas y no prepara realmente a los jóvenes para el mundo real. Por ello, nuestros hijos nos necesitan obligatoriamente para desarrollar actitudes cognitivas, emocionales y financieras, que harán de ellos estar fuera del porcentaje dependiente del patrón común y de la rueda de la rata, para lograr brindarle oportunidades de éxitos reales y claras. 

 

 

3. Hazles pensar diferentes. 

Inculcándoles pensar distinto y alentándolos a que deben ser libres financieramente en su etapa de juventud, se le está sembrando la idea de que tienen poco tiempo para conseguir el éxito y se sentirán obligados a madurar ese espíritu crítico y aprendizaje constante, consiguen una ventaja competitiva sobre el resto, al no aceptar lo que ya está establecido por el sistema.

 

 

4. Las Emociones.

El éxito que consigan a nivel académico no garantiza el éxito en el mundo real, como ya lo hemos mencionado. Sin dejar de ser importante, existe algo que está por encima de tener un nivel académico, y esto es poseer un control real de las emociones. Como padres, nuestro deber es desarrollar esta habilidad en los hijos, ellos deben lograr dominarlas y deben estar conscientes de esto. Primero SER, para luego HACER.

Controlar las emociones y saber identificarlas en su momento para darles el uso adecuado, guiaran a nuestros hijos al camino del éxito. 

5. El Dinero. 

Este es un tema que se enseña a manejar desde casa; El dinero no convierte a las personas en ricas, es la actitud hacia él lo que nos lleva a la riqueza, nuestros hijos deben tenerlo siempre en sus mentes. La educación financiera es transmitida de padres a hijos. La mayoría de las personas, mientras más dinero ganan más dinero gastan, ya que aumentan su nivel de vida sin la educación financiera correcta y por ende aumentan su endeudamiento. Nada es complicado si se utilizan palabras sencillas hacia tus hijos. Se les debe enseñar claramente que los activos introducen dineros en sus bolsillos y los pasivos lo extraen. 

 

 

6. No todos los niños aprenden igual. 

Es nuestra labor investigar que medio de aprendizaje es el más adecuado para nuestro hijo y el talento que posee. No es tarea del profesor o maestro, ni de ninguna otra persona, es más, sus tutores los trataran y les enseñaran como al resto, como a uno más del montón. 

 

7. El Tiempo.

Como padres estamos obligados a pasar más tiempo con nuestros hijos. El mundo y el sistema en el que vivimos nos conducen a pasar menos tiempo con ellos, por ende, le damos menos atención. Tenemos que conseguir la fórmula para estar con ellos, conversar, jugar e intercambiar ideas. Ellos deben sentirse importantes y amados por nosotros. No solo es pronunciar el afecto sino demostrarlo.

 

 

8. Sus Decisiones.

Permítele a tu hijo tomar decisiones y ayúdalo a ser responsable por sus actos. Es necesario que sepan la importancia y las consecuencias que traen sus elecciones y el impacto que puede causar en ellos y en otras personas.

 

 

9. Valores.

 Es vital que sembremos en nuestros hijos una rutina de agradecimiento. Nosotros como padres debemos actuar con bondad y generosidad. Ellos verán con detenimiento los beneficios de aprender a perdonar y comprenderán automáticamente la necesidad de practicar la empatía y la compasión.

 

 

10. Confianza.

Nunca tengas miedo ni dudas de elogiarlos cuando hagan lo correcto. Para ellos, la aceptación y el reconocimiento de nuestra parte como padres siempre serán vitales para el desarrollo de su confianza.

 

 

11. Recuerda siempre: tu hijo es un genio.

Autor: Jaime Vivas

WhatsApp chat